Este testimonio apareció la semana pasada en el muro del Facebook del superior general del Sodalicio, Alessandro Moroni, quien hasta el día de hoy no le ha respondido ni una línea. Ni siquiera por el Inbox. Luego lo pasé al mío, donde no pensaba hacer ningún comentario por respeto a Rodrigo. Pero es imposible guardar silencio:


Rodrigo Lavor, Sao Gonzalo, 27 de abril del 2016

Sandro, luego de mi salida de comunidad, van 4, 5 años de psiquiatra y contando. Van 3 años en 3 psicólogos diferentes (de líneas diferentes) y contando. Ustedes han hecho un trabajo impresionante para empeorar lo que ya no era bueno en mi psicología.

¿Sabías? No creo, la verdad. No tuviste tiempo para hablar conmigo en la JMJ (Jornada Mundial de Juventudes) hace 3 años atrás. Quiero creer que así fue: que no tuviste tiempo.

Ya que la sra. del video, ex-FBI, centra (toda o casi toda la temática) en los abusos sexuales (no es mi caso), en los protocolos y, entre muchas cosas, en afirmar lo cooperativos que son ustedes, afirmando que el relatorio sería fundado en materiales “PÚBLICOS”, dejo algo de mi historia actual no contada en la Comisión porque no le creí a la Comisión y me pareció un chiste que yo, con mis deficiencias actuales, tuviera que ir a Perú, enviar sobre manila o hacer contacto por Internet.

Esa señora de la Comisión debería escucharme sabe Dios cómo. No diría mucha cosa nueva, la verdad. Pero, quizás algunas más. Además, ayudaría a reforzar las burradas que varios de ustedes hicieron con nosotros.

Tampoco participé del libro de Salinas, pese a que fui contactado.

Hoy, por gracia de Dios y sólo Él sabe cómo vine dar acá en São Gonçalo, sobrevivo en una ciudad que jamás había pisado antes y cuya violencia es creciente.

Es un milagro que yo esté vivo y eso poco se debe al Sodalicio, te lo aseguro.

São Gonçalo, hasta ahora, es el derrotero último de mi elección hecha años atrás en el aspirantado.

Quizás sea seguir a Cristo en un medio de más pobreza, de suciedad, de muertes violentas, etc… Humanamente, es complicado ver eso bien y de aceptar que todo acaba aquí. Me resisto a creer que alguien como yo, que vivía en área de clase media-media alta, esté acá.

Quiero creer que realmente es el Plan de Dios para mí: vivir en una periferia sucia, fea, violenta viendo lo que el pueblo pobre y/o de clase media baja vive y sufre es demasiado difícil de ver cuando se está solo y con depresión. Sabrá Dios cómo uno se alivia en un lugar cómo estos…

Lo que no me explico es: perdí mi salud en comunidad, perdí el dinero que tenía en comunidad, perdí mi gusto por la oración en comunidad, mi deseo de ser consagrado en una vida de entrega total; perdí mi ardor apostólico en comunidad. Curioso. Todo lo que tenía por valioso, lo perdí DENTRO de comunidad.

¿Habré sido infiel al Plan de Dios? Sí y no. La verdad? No sé cómo sucedió. Parte responsabilidad mía; buena parte de ustedes a quienes confié mi vida y formación de forma casi ciega.

Es un misterio que una comunidad de hombres consagrados me haya ayudado con mi cooperación a perderlo TODO: familia, familia espiritual, salud, plata, amigos. Hoy vivo solo como si fuera un leproso. No tengo lepra pero no ando en círculo social/eclesial alguno.

Quizás sea lo que dices tú arriba: aprender que Dios es la única base sólida. De ustedes, ya no espero NADA. Demasiadas decepciones para una sola vida.

Claudia Moy

Claudia Moy.- Hermano Rodrigo, me han conmovido tus palabras, sobre todo tu dolor y soledad… pero has de saber que tu nunca estuviste ni estarás solo. Si te sirve de algo puedes contar primero con mis oraciones porque se que terrible es la depresion y como afecta…

Rodrigo Lavôr

Rodrigo Lavôr Se lo agradezco, Claudia. Me llamó usted de “hermano’. Supongo que en el sentido de bautizado. Hermano como era en comunidad, no lo soy más.

Agradezco a Sandro no haber borrado mi comentario. Sentí un alivio en el alma luego de haberle escrito de forma directa y pública. No haré del perfil de Sandro un lugar de disputas y de lavar ropa sucia. Ya dije lo suficiente. ¿Más detalles de lo que pasé? No es aquí. Por eso, me quedo acá. No generaré más incómodos públicos, pero es bueno que otros sepan que el Sodalicio todavía tiene gente fuera de comunidad y que está mal.

Sergio RomeroVega, Andrés Felipe y 30 personas más

 

‪Jaime O. Falcon Parece el relato de un soldado abandonado en el campo de batalla por su propia gente…

‪Gustavo Salinas Tal cual

‪Patricia Murguia Ward Qué horror, y dicen que aún no hay abusos, separación de familia, etc.

‪Josenir Lopes Dettoni O caso do Rodrigo realmente é grave e merece atenção e, sobretudo, reparação.

É importante ter em mente que o Sodalício está presente em muitos países, sendo o Brasil o primeiro lugar que fundaram fora do Peru, especificamente no Rio de Janeiro. Existem muitos casos estrangeiros que ainda não foram conhecidos.

Infelizmente minha sugestão direta às autoridades sodalites de se formarem comissões de ética fora do Peru, em todos os países onde atuam, não foi aceita. Assim, tanto a barreira geográfica como também a do idioma acabam por estabelecer mais dificuldades ainda ao processo.

‪Fabio Malaguti Es triste, es muy triste. Yo acompañé el proceso de captación de Rodrigo y puedo AFIRMAR que después de su ida a Perú algo murió en él.

‪Maria LuisaMartinez Verdaderamente doloroso. Indignante.

‪Franco Mori Petrovich No termino de entender el testimonio. O sea, qué sucedió, cuándo y si hay responsables que pueda mencionar. Pero, lo entiendo y me conmueve mucho leerlo. Lamento que mucha gente esté atravesando este proceso de dolor, seguramente muchísimo más fuerte que aquella etapa sanbartolina donde ocurrieron abusos psicológicos y físicos.

‪Héctor Guillén Soy Hector Guillén. Cómo debo sentirme ahora? Debo mantener silencio? Debo decir gracias Sandro, gracias Sodalicio? Debo pedir disculpas? Retractarme?

‪Martin Perez del Solar Mas bien Hector, varios ex-sodalites debemos agradecerte. Yo te agradezco porque gracias a ti en San Bartolo no me hicieron tantas estupideces con la gente. Soy de la promoción de Franz.

‪Franco Mori Petrovich Martín, no sé si te acuerdes de mí. Leí hace varios días tu testimonio y deseo de todo corazón soluciones pronto tus problemas.

‪Martin Perezdel Solar Gracias Franco! Yo también lo deseo tanto!

‪Elena Vera Me hace pensar en el Síndrome de Estocolmo……..

Así, sin esos testimonios de frente, cómo la Ley Peruana podría aplicar un justo castigo o dar una ejemplar sentencia???

Es terrible, triste, doloroso, inaceptable, inhumano, etc, etc, los maltratos, sean físico, emocional-afectivo, psicológico, infringido a cada uno de éstos jóvenes inocentes, ingenuos, cándidos, confiados, por el mal nacido de Figari y toda su gavilla de pedófilos, secundados, cubiertos, escondidos y “defendidos” por Moroni, su otro cómmplice. Y tienen la “suerte” de poder escabullirse por el silencio de todos estos seres inocentes !!!!

‪Elena Vera No importa cuánto hablé Moroni por YouTube, o en los noticieros televisivos, ni cuánto diga que fue a Roma a “pedir” la separación de su jefe, su cara miente, su mirada miente, todo en él es mentira, a nadie puede engañar…, así y todo, tiene el dinero para desplazarse adonde quiere, por supuesto con la anuencia de Figari, dinero que les hace falta a cada uno de los chicos violados por “los sátiros del Sodalicio”…….

‪Martin Perezdel Solar Una víctima más mostrando su caso en público. Concentrarse en los abusos sexuales permite que se hagan los locos con los casos en que han actuado sin ninguna caridad. Basta ya Sodalicio, no se hagan los locos!! No confundan a la gente!

‪Blanche Cotlear Qué triste historia. Yo tengo una compañera de clase del colegio que entró al Sodalicio y como si se la hubiera tragado la tierra. Nunca más contesto una llamada, un email, una invitación. Nadie sabe de ella. Es terrible como roban vidas.

‪Consuelo Alonzo Pedro: ¿Podrías calcular a cuántas personas dañaron Figari y sus huestes?

‪Gustavo Salinas Nop, te lo aseguro… se puede calcular el daño de la iglesia a la humanidad? o el de Fujimori al Perú? No podemos calcular tampoco el daño que nosotros, cada uno, causa en su vida…

‪Claudia Moy Quedé muy pero muy conmovida por su relato, me partió el corazón. Es demasiado triste! Cómo estas cosas pueden pasar en una comunidad religiosa, es increíble! Rezo por él todos los días… Y espero que se acerquen a él los Sodálites……

‪Lucia Livia Qué terrible lo que sucede.. Hasta Hoy..muchas secuelas de destrucción psicológica.. Haber dañado el alma..y cargar ese dolor toda la vida..y los culpables??..bien gracias..PERO TODO SE PAGA EN ESTA VIDA!!!

‪Pedro Salinas No conozco los detalles del caso de Rodrigo. Sé que para él es muy doloroso traerlo a un presente que ya es consecuencia de un pasado en el que se jugó la vida por una institución, creyendo que era el mejor lugar en donde estaba, y por la cual estaba dispuesto incluso a dar la vida. Y esa institución, el Sodalitium, al final le dio la espalda. Hasta el día de hoy. O como dijo ‪Jaime O. Falcon al inicio, estamos ante un soldado que peleó por ellos, y padeció “el entrenamiento” porque pensaba que de esa manera cumplía el Plan de Dios, y lo terminaron abandonando en su peor momento. Y después tienen la concha de hablar de: Perdón, Separación y Reforma Integral. Es decir. Cero coherencia. Cero misericordia y caridad con sus víctimas. Cero aceptación de su propia realidad e historia. Sus actos solo indican que no van a cambiar. Y si la salida formal es la de la intervención vaticana al estilo de los Legionarios, no esperen mucho, señoras y señores. Desde aquí, una vez más, mi solidaridad con Rodrigo Lavor.

‪María Salomé del Campo estos sodalicios no han tenido ni un gramo de piedad con el alma de las personas ni tampoco hoy que se pasean en la impunidad. Yo creo que Rodrigo tiene mucho que dar desde su riqueza humana a desprejuiciar los clichés que tenemos de lo “honorable, santo”.

‪Pedro Salinas Y pese a todo, se trata de alguien que no ha perdido la fe en dios, lo cual me parece sorprendente. Yo, por ejemplo, soy agnóstico gracias al Sodalitium. Pero en fin. Espero que el caso de Rodrigo se convierta en uno de los más emblemáticos y de los que…Ver más

‪Gustavo Salinas Si pues no? deberían dar a la gente una especie de”liquidación laboral” no? No lo había pensado hasta ahora. Y mínimo una carrera, obvio. Un estipendio o algo así, no por deber (pues se parte de la base de una entrega desinteresada, que no busca recom…Ver más

‪Andrés Felipe Rodrigo Lavor , aunque un día me condenaste argumentando que a lo mejor no entraría al cielo, lo que escribes y cuentas me hace sentir cercano a ti , mas que cuando vivimos juntos en la comunidad del Oriente……… pero te cuento que mas condena que la inseguridad de saber si se hace o no justicia ………. lo que vives y sin saber si aun me condenas me lleva a pensar que esto nos une…….y ratificar si el cielo que nos enseñó el Sodalicio es el real …..prefiero inventarme uno.